La organización

ICC cuenta con una estructura conformada por departamentos especializados en cada una de las áreas respecto de las que la empresa presta servicio. En aquellos casos en los que el Cliente demanda trabajos que atañen a más de un departamento, se determina un responsable de proyecto que se encarga de coordinar internamente las áreas implicadas, de modo que existe permanentemente un interlocutor único que vela por la adecuada culminación de todas las partes del encargo.


cargando